¡Hola! Yo fui el estudiante asistente para la clase de “Español 102c: Voluntariado, Educación, y Buena Escritura. Mi trabajo estuvo basado en manejar los aspectos tecnológicos de la clase. Este curso fue distinto a cualquier otro curso del cual había sido parte o escuchado. Para empezar, la clase no estaba organizada como todas las clases. El aula era de alta tecnología y estaba dividida en cinco estaciones, cada una de las cuales tenían dos pantallas grandes de televisión. En el centro del salón de clase estaba el tablero de comando desde donde yo trabajaba. Desde la computadora central proyectaba el tema del día a cada televisión. Desde sus mesas los estudiantes, analizaban y comparaban distintos aspectos del tema del día proyectados en las dos pantallas correspondientes a su mesa. Después, los grupos se unían y todos discutían el tema. La profesora también variaba de la forma tradicional de dar la clase. Ella planteaba preguntas y también invitaba a los estudiantes a reflexionar en temas específicos. Luego, facilitaba la conversación, dejando que los estudiantes aprendieran también entre ellos, al trabajar en equipos. Esto es sólo un ejemplo entre muchos que demuestra la singularidad de este curso innovador.

Como asistente para el curso, realicé varias actividades durante el semestre: desde ayudar a establecer llamadas por Skype, Facetime, Whatsapp y teléfonos fijo a ONGs en América Latina, a contestar preguntas de los estudiantes sobre dificultades tecnológicas, como así  también crear este sitio web. El curso me enseñó mucho y me ayudó a validar mi area de estudio. Actualmente estoy en mi segundo año estudiando una doble licenciatura en Ciencias Políticas y Español.

Anuncios