En este primer Blog, los estudiantes refleccionan acerca de las nuevas maneras de aprender que estamos discutiendo y practicando en clase en las primeras semanas del curso. Analizan las ventajas y desafíos de una pedagogía centrada en que los estudiantes aprendan a tomar iniciativa y se hagan responsables de su propio proceso de aprendizaje.

 

Estamos Desafiando las Aulas Tradicionales

Por Hanna Bourne

Cuando los estudiantes pueden asumir propiedad de su proceso de aprendizaje, mejora la participación auténtica de los estudiantes con los materiales en clase. Cuando tengo una experiencia personal con el material, tengo una reacción personal, que se acopla con el centro emocional del cerebro, lo que causa más retención. También, esta autenticidad construye el pensamiento crítico. Aprender cómo pensar y cómo producir conocimiento desde dentro sí mismo es uno de los aspectos fundamentales de la educación.

Ttriiin Triiin: Buenas tardes, Santuario, ¿cómo le puedo ayudar?

Por Luri Chen

“En el poco tiempo que estuve en el Santuario, fui conectando lo que aprendí dentro de la clase con situaciones fuera de la aula. “The danger of a single story” de Chimamanda Ngozi Adichie fue unos de los videos que más resonó. Antes de voluntarear, ya sabía que la mayoría de los clientes eran de Latinoamérica y por eso me pareció una buena idea poder practicar mi español a la vez. Sin embargo, mientras más interpretaciones e “intakes” hacía, me di cuenta que también existían las indígenas que hablaban poco español. Relacioné esto con el discurso de Chimamanda mientras lo escuchaba porque ella nos dice que es una equivocación tener una sola imagen de un grupo basado en la historia de una sola persona.”

 

6 años en la aula, 6 meses en Lima, Perú

Por Sara Green

    “En mi tercer año de la escuela secundaria, mi profesora de español me dijo que sería mejor si no siguiera con el curso de español avanzado. He estudiado español por casi 6 años en escuelas públicas en Brooklyn, NY. Las clases siempre eran muy cortas y no tan profundas. En realidad, no he aprendido mucho en los últimos 6 años. Por eso, creo que mi profesora tenía razón. Mis notas en la clase estuvieron muy malas, y tenía mucha vergüenza de haber fracasado algo que parecía la clase más fácil en la escuela. Sabía que no estaba aprendiendo mucho y estaba muy frustrada por eso. Pero tenía 16 años y pensaba que la culpa era mía, no la de la pedagogía. Por los años siguientes, seguía pensando que yo no era capaz de aprender un idioma y así era.”

 

Sirviendo vs. Ayudando a la Comunidad

Por Jasmene del Aguila

“No me sorprendería que yo no fuera la primera en reconocer que al pasar de los años el próposito de voluntarear se ha vuelto algo gris para mí…Cuando Sirves a una comunidad, te pones a su disposición… cuando uno va a “ayudar” o “arreglar” uno debe de percibir que algo ya esta mal o roto.”

 

¿Cómo le puedo ayudar?

Por Jared Malakouti

“La idea de la universidad es un engaño. Estas instituciones privilegiadas no son para estudiar y memorizar métodos ni fórmulas que no se aplican a la vida. Son para crecer, desarrollar personalmente, y construir nuevas formas de seres humanos en el siglo XXI. La mayoría del tiempo, pasamos lo que parece a una eternidad sentados en conferencias sin propósito, aprendiendo fórmulas matemáticas o teorías políticas de tipos ya muertos hace 500 años, pero no nos preparan como personas e individuos para la vida real después de la graduación.”

 

De no debo a ¿cómo puedo?
Sabemos los errores del pasado pero ¿cómo podemos seguir adelante?

Por Lily Coleman
“Cuando salí de la escuela secundaria, no fui directamente a la Universidad como todos mis compañeros de clase con la seguridad de una experiencia típica, sino a una aldea en las montañas de Guatemala para trabajar como voluntario en una parroquia Católica.

Agradezco mucho que llegué a trabajar con un programa y grupo de voluntarios en que el enfoque de lo que hicimos era redefinir y repensar activamente el rol de los voluntarios globales. Juntos, nuestro grupo de voluntarios leímos sobre la cultura Guatemalteca, la teología Católica, cómo el servicio global ha tendido de hacer más daño a las comunidades y personas que aspira a “ayudar”, y además leímos sobre el genocidio en Guatemala y de la responsabilidad del Gobierno de los E.E.U.U en apoyar los gobiernos opresivos y violentes de muchas países latinoamericanas. En cambio a otras programas de servicio global, no trabajamos con niños “enseñándoles”, no construíamos un edificio indispensable, y no introducimos nuevas programas de salud para salvar a la comunidad de una enfermedad u otra. A cambio, durante los cinco meces que vivía en San Lucas, trabajaba en la cocina de la parroquia lavando trastes y matando a millones de cucarachas para que el grupo de cinco mujeres mayas podrían cocinar comida riquísimo para los demás. Y a lo largo de los cinco meces que vivía en San Lucas Tolíman, ni el tiempo después, nunca sentía que mi tiempo allí importaba.”

 

Servir. Aprender. Recordar. 

Por Eduardo Sarabia

“¿Cómo sabemos que lo que aprendemos en nuestras clases lo vamos a recordar después que ya no estemos en esas clases? Si tratas de recordar todos los conceptos y temas importantes que aprendiste en clases de hace dos años, muchas de las veces no puedes recordar lo que aprendiste. Como estudiante de una universidad me pongo a pensar cómo esto me está afectando en preparándome para estar listo para trabajar después da la universidad. ¿Para qué sirve tomar una clase y recibir un buen grado, si no nos vamos a recordar lo que aprendimos y no sabremos cómo poder ponerlo en practica después que nos graduemos de esta universidad? En la clase de Español 102C, nosotros estamos aprendiendo en una forma que nos va ayudar a recordar lo que hemos aprendido y también va a darnos experiencia práctica de aplicarlo. Esa forma es voluntarear en un ambiente semi-profesional de trabajo donde nosotros necesitamos usar el español para poder ayudar a la gente.”

 

Una nueva era: La revolución académica – Cómo lidiar con sus aspectos

Por Verónica Ramírez

“Te admitiré algo – algo que debo confesar que estoy muy avergonzada de admitir. ¿Sabes cómo hay veces en que te dejas influenciar en hacer una cosa aún más porque piensas que será divertido o quizás fácil? Me refiero a que aparte de enamorarme de la misión de la clase de Español 102C: El voluntariado, la educación global y la buena escritura – taller de escritura avanzada, también me enamore de la idea que nació en mí diciéndome, “¡Sí! Tienes que tomar esa clase, porque, a pesar de ser interesante se mira que también será extremamente divertida y fácil”… No me pude haber equivocado más. ¿Divertida? Sí, lo es, pero también es estresante. ¿Fácil? Sería una broma decirte que sí.”

 

Aprendemos para Pasar pero no Aprendemos para Aprender

Por Edwin Chojolan

Desde que era pequeño sabía que quería navegar el mundo y parte de ese sueño contenía la meta de ayudar a la gente en mi aventura alrededor del mundo. Nunca me veía realizando ese sueño hasta que llegué a esta Universidad, mucho menos tomando una clase que nos ayuda y prepara para el voluntariado internacional. Me recuerdo mencionando mis sueños a mi madre, pero su respuesta era simple y al tiempo realistica, “sigue soñando” o “¿no será que tendrás fiebre?”. Ahora, en los recientes años, partes de mis sueños se han realizado y están en el proceso de seguir desarrollándose con esta clase que nos ayuda a extender nuestro conocimiento de la materia en clase a un escena real. Como dice en el articulo de Experiential Learning, “Although learning content is important, learning from the process is at the heart of experiential learning.” Algo útil que siempre llevaré cuando siga explorando el mundo que un dia eran fantasías.

 

Anuncios